Saltear al contenido principal
¡Elige tu tamo al momento! Tel: +34 616484085

La poinsettia, ¿cuándo comprarla y cómo cuidarla?

La poinsettia

Apenas termina el otoño, podrás apreciar en grandes superficies y variados establecimientos cómo las flores de Pascua, con sus hermosas hojas rojas y verdes, anuncian que pronto llegará la Navidad. Cabe destacar que, aunque las son las que más se comercializan, también podrás encontrarlas en color blanco o rosa.

¿Cuándo comprarla?

Las poinsettias son muy frecuentes en navidades, ya que se han convertido en uno de los símbolos tradicionales de esas fechas. Por ello, también son conocidas como plantas de Navidad.

La mejor fecha para hacerse con ellas es desde finales de noviembre hasta primeros de enero. No obstante, y gracias a la ayuda que te ofrecemos en las floristerías online, podrás comprar estas y otras muchas flores a domicilio de forma cómoda y segura y siempre dentro de los períodos más adecuados.

Como profesionales, nos encargaremos de seleccionar las plantas que se encuentren en las mejores condiciones y llevarlas al domicilio que nos indiques, completamente protegidas para no dañar sus ramas ni sus hojas.

¿Cómo cuidarla?

La temperatura es un factor fundamental para conservar tu flor de Navidad. De la misma forma que debes cuidar que no se exponga a temperaturas muy bajas, tampoco te aconsejamos que la coloques cerca de radiadores, estufas o chimeneas. Asimismo, se trata de una planta que se adapta por igual a espacios interiores y exteriores.

Sin embargo, debes tener en cuenta que las corrientes de aire o las temperaturas inferiores a 15º C son factores negativos para ellas. Podrían hacer que se caigan sus hojas de repente y antes de lo previsto.

Si esto sucede, por desgracia, existen pocas esperanzas de que se recuperara y tendrías que comprar una nueva. Para evitarlo y mantener una planta en perfectas condiciones, un baremo de entre 16 ºC y 23 ºC será ideal. Además, es importante que se mantenga alejada de ambientes secos, pues la falta de humedad podría hacer que perdiera sus hojas.

En relación a la luz, tienes que evitar que le den directamente los rayos del sol, pero colocándola en una estancia que tenga mucha claridad para que mantenga vivos sus colores.

Por otra parte, cuando vayas a regarla, debes asegurarte de que el sustrato se queda húmedo, pero sin encharcarlo, porque podrías ahogarla. Es preferible que hagas riegos regulares y mantengas esa humedad a que añadas agua menos veces en más cantidad.

En conclusión, la poinsettia es una planta preciosa que adornará cualquier rincón donde la coloques. Estamos convencidos de que, si sigues nuestros consejos, mantendrás tu planta navideña con una gran floración y unas hojas fuertes y sanas. Incluso puedes lograr que vuelva a florecer al año siguiente.

Volver arriba
×Cerca de búsqueda
Buscar